Surrealismos pasteleros

Buenas tardes chic@s!

Hace tiempo que no entraba por aquí y cómo lo echaba de menos… A ver si me pongo al nivel otra vez y os cuelgo cositas que tengo a la espera de enseñaros.

De momento , hoy he decidido volver explicandos una de “Surrealismo en la recepción”. Aunque actualmente la recepción en la que trabajo ya no es la misma que le dió origen a este apartado del blog, los clientes me siguen sorprendiendo día tras día y creando momentos divertidos que me guardo y que me recuerdan porqué me gusta este trabajo.

Sin más rollo hoy os traigo un “top 10” (aunque yo os haré un top 3) de las mejores felicitaciones en formato tarta… En el hotel en el que trabajo existe la posibilidad de ofrecer una tarta a un cumpleañero en la que, a los que la encargan, simpre les pedimos si quieren escribir un mensaje sobre ella. Así que os dejo con las mejores dedicatorias hasta el momento… (lo divertido debe ser la cara del pastelero cuando ve lo que le toca escribir… :D)

null

(gif extraído de aquí)

 

Presentación1

null

(gif extraído de aquí)

http___signatures.mylivesignature.com_54492_218_B377E620937AF76C73A5FCC790C49590

Es una recepción no un “te arreglamos la vida”…

Hola, hola, hola,

Hacía tiempo que no os dejaba alguna de mis aventurillas que me regalan los clientes. Así que allá vamos con otra de “surrealismo en la recepción”! :p

Llegas a tu puesto de trabajo a las 8.00h, lo que significa que te has levantado a las 6.30h… (si, ese día puse yo las calles… ;p). Nada más sentarme en mi silla suena el teléfono.  Era uno de los clientes del hotel que supuse por su tono de voz que debería llevar rato llamando… (si, hay gente que no duerme por la noches y piensa cosas extrañas…). Y aquí llega el gran momento…

Cliente: – Buenos días, ayer perdí mi teléfono móvil.

Recepción: – ¿Dónde lo perdió en el hotel?

Cliente – No, no creo, lo perdí durante el día pero no sé donde.

Recepción – Aquí no tenemos ningún móvil. En el caso que alguna mujer de la limpieza lo hubiera encontrado lo habría bajado a la recepción y nosotros lo guardamos a la espera de que sea reclamado. Pero no es el caso…

Cliente – Ah…ya…pues ¿podría llamarme a Movistar para anular mi contrato con ellos?

………… después de mirarme el teléfono como si fuera a salir de dentro un cartel diciendo “aaaahhh! inocente! menuda broma te hemos gastado!”…. le respondo: “perdone pero este servicio nosotros no lo realizamos. Es responsabilidad suya”

A lo que el cliente ofendido me responde: “Hombre, pero no le cuesta nada, podría llamarme usted”…

Si, suena a broma, pero no lo es…

Besos,

http___signatures.mylivesignature.com_54492_218_B377E620937AF76C73A5FCC790C49590

Surrealismo stripteasero!

Os pongo en situación… Hoy tenemos en el hotel 32 ciclistas que están de paso. Dormirán una noche ya que mañana siguen con sus etapas. Están haciendo la Haute Route Pyrenées. Dicho esto…

Un aplauso por favor al ciclista que baja a buscar su equipaje a la recepción del hotel SÓLO con una toalla enrollada a su cintura. Sin nada que cubra su torso, sin nada que cubra de rodillas para abajo… Y en eso que coge la maleta y en ese momento de hacer el esfuerzo de levantarla la caprichosa de la toalla decide aflojarse!!! Lástima que el chico ha sido rápido de reflejos y la ha enganchado a tiempo sin que se descubriera nada que no debíamos… Eso sí, se ha girado y me mira con una sonrisilla pícara dibujada en su cara…

Qué aburrida sería la recepción de un hotel sin estos Momentos Surrealistas… :p

Besos

http___signatures.mylivesignature.com_54492_218_B377E620937AF76C73A5FCC790C49590

Delirio por los caramelos…

Entra una mujer por la puerta del hotel:

– Hola, quería informarme sobre los precios de las habitaciones (la mujer coge un caramelo del cuenco que tenemos encima del mostrador).

– Pues mire, la habitación doble con cama de matrimonio cuesta… (observo que la mujer ni tan solo me mira y coge otro caramelo).

– Ah…vale…y… espera que este caramelo quizás no me gusta cojo otro. Éste, éste si, éste me gusta. (Levanta la vista, me mira) Y…mmm.. (mira otra vez el cuenco de caramelos). ¿Tenéis disponibilidad para la semana que viene? (mientras va removiendo el bote de caramelos con el dedo buscando quizás el caramelo de oro…).

– Si, si tenemos disponibilidad.
Sigue sin mirarme, dirigiendo toda su atención al bote de caramelos. Decido quedarme callada y mirarla.

– Mmmm ( mientras coge un quinto caramelo) vale pues nada, gracias.

Y se va por donde ha entrado, eso si, con las manos llenas de caramelos…

Me parece que le importaba muy poco la información del hotel… Por cierto, 100 metros más abajo hay una tienda de chuches…

bonbon-arlequin-cocktailAunque tengo que reconocer que los caramelos que tenemos ¡están de vicio! Si tenéis la oportunidad  de pasar por Francia probadlos, os engancharán. (Algunos de mis amigos ya se han vuelto fans incondicionales! :p)

 

http___signatures.mylivesignature.com_54492_218_B377E620937AF76C73A5FCC790C49590