Otra mona de pascua

Se acerca la Semana Santa y con ella la compra de las monas para los ahijados. Cada vez se está poniendo más de moda el hacer uno mismo las monas (¿será por el precio desorbitado que las cobran en las pastelerías?…) y aunque hay que reconocer que hay auténticas obras de arte en los escaparates, yo voto por el DIY original.

Hace un par de años pensé una mona distinta para mis sobrinos (uno de ellos es mi ahijado pero ya se sabe que lo que se hace por uno…). Sí, ya sé que la madrina regala la palma, no la mona, pero a mí ese rollo no me va y no soy muy protocolaria, así que prefiero hacerles la mona. ¿El problema? son 2 niños, cada uno con un padrino y una madrina lo que ya nos suma a 4, y los 4 hemos decidido sin acordarlo que les haremos mona. Así que en casa de mi hermano se acaban juntando cada año 4 monas a cual más grande… chocolate durante semanas y digamos que el exceso de chocolate mezclado con niños ya sabemos que es una bomba de relojería… Así que decidí cambiar y hacer una mona distinta pero que les encantara. Sigue leyendo